Un abrazo simbólico de los vecinos en protesta por “Secret Garden”

La carta abierta que reclama la protección del Botánico, impulsada por ambientalistas y defensores del patrimonio, superó las 5500 firmas
Ambientalistas y defensores del patrimonio urbano realizaron una protesta por el uso comercial del emblemático parque porteño creado por Carlos Thays

Agrupaciones ambientalistas, defensores del patrimonio urbano y vecinos de la ciudad de Buenos Aires participaron el domingo a la tarde del abrazo simbólico al Jardín Botánico “Carlos Thays”, oasis palermitano que Jorge Luis Borges había definido, en Evaristo Carriego, como un “astillero silencioso de árboles, patria de todos los paseos de la capital”. La protesta se hizo en contra del uso privado de un espacio público que fue declarado monumento histórico nacional en 1996 y refugio climático este año (por el mismo gobierno de la ciudad de Buenos Aires) y utilizado para el show Secret Garden.

Para los manifestantes, que se convocaron en la entrada principal del Botánico (avenida Santa Fe 3951) y corearon el lema “Parque sí, circo no”, el espectáculo inmersivo y lumínico Secret Garden tiene un impacto negativo en la flora y la fauna, además de un guion que banaliza los objetivos del mismo. Hubo representantes de las agrupaciones Basta de Demoler, Fundación Ciudad, Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir, Vecinos por la Ecología, Fundación Aluisa, Palermo Resiste, Casco Histórico Protege y Basta de Mutilar Nuestros Árboles, entre otras. Los vecinos expresaron sus críticas al gobierno de la ciudad de Buenos Aires con carteles y cantitos.

Primero, se hizo el abrazo simbólico en las rejas del paseo, sobre la avenida Santa Fe. Luego, pronunció un discurso el licenciado en Diseño del Paisaje Fabio Márquez (conocido en redes sociales como @paisajeante), crítico de los organizadores del evento y los funcionarios porteños. Tras sus palabras, las personas (los organizadores estiman que asistieron alrededor de cuatrocientas) entraron y recorrieron el Botánico.

También se denunció el “impacto negativo” que tiene el show de luces y sonido en el patrimonio artístico y arquitectónico del Botánico, que tiene (entre otros tesoros) más de treinta obras de arte, un edificio central en estilo inglés, un herbario y cinco invernaderos art nouveau. Ademas se critico el monto “regalado” que las productoras pagan a la Ciudad por el alquiler d etodo el mes de julio. El dinero recaudado será administrado por el Tesoro de la ciudad.

Tanto los productores de Secret Garden -que se presentan como “los creadores de Meet Vincent Van Gogh”- como los funcionarios de la Secretaría de Ambiente, a cargo de la abogada Inés Gorbea, indicaron que “se valora y respeta de manera irrenunciable el patrimonio que representa el Jardín Botánico Carlos Thays para la ciudad de Buenos Aires”.

Más de Nuestra Redacción TB
El choque nuestro de cada fin de semana
Fue en Belgrano, cuatro personas resultaron heridas y fueron trasladadas a dos...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *