Nuevamente la presencia de roedores en una escuela de la Ciudad

Abrazo de madres, padres y alumnos del jardín de infantes Nº 9 DE 10 en Núñez
Es en el jardín de infantes Nº 9 DE 10 del barrio de Núñez

Madres, padres y estudiantes del jardín infantil Nº 9 DE 10 se unieron en un abrazo simbólico a la institución para denunciar la presencia de roedores en las aulas y exigir al Ministerio de Educación de la ciudad que realice una desratización. Después de un lapso de 15 días, finalmente obtuvieron una respuesta por parte de la autoridad educativa.

Tras el descubrimiento de ratas hace dos semanas en el establecimiento situado en el barrio de  Núñez, la comunidad educativa inició varios reclamos ante el Gobierno de la Ciudad, así como también a través de la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público de la Defensa.

El primer avistamiento ocurrió hace más de dos semanas, cuando el personal de la escuela encontró un roedor. Posteriormente, se detectó la presencia de excrementos en los armarios y entre los juguetes de los niños, además de hallar ratas vivas y muertas atrapadas en cebo con pegamento, utilizado como medida preventiva, y finalmente una rondando dentro de un contenedor de basura.

Este problema tiene un precedente que data de febrero, cuando se hallaron ratas en el comedor de la escuela primaria Rodolfo Senet, con la cual comparte edificio el jardín. Las autoridades informaron que la situación había sido controlada, pero semanas después se encontraron roedores en el área del jardín.

La situación alcanzó un punto crítico cuando, en la mañana del pasado lunes, los niños y niñas no pudieron acceder a las aulas debido a que en los dispositivos con pegamento colocados para atrapar a los roedores, se encontraban tres ratas muertas que la División de Mantenimiento del Gobierno no había retirado.

Ante las señales preocupantes, la dirección del jardín infantil notificó a la supervisión y logró coordinar una reunión con la supervisora, donde los padres y madres se enteraron de que el reclamo ya había sido transmitido al ministerio y aún estaban aguardando una respuesta.

Motivados por esta situación, esta mañana la comunidad educativa del jardín llevó a cabo un abrazo simbólico a la institución para hacer visible su reclamo y exigir que “actúen de manera inmediata y tomen las medidas necesarias para resolver este problema”.

“Nuestro reclamo recibió una respuesta favorable hoy”, dijo Natalia Sabater, madre de un niño de sala de cinco años del jardín, después de que las autoridades de la División de Área Inicial de la Ciudad finalmente se presentaran en la escuela este jueves. Además, se informó que se había enviado un equipo especial de 15 personas para realizar una limpieza.

“Tanto a través del reclamo de la dirección como mediante la presión de las familias, logramos una respuesta institucional y concreta del ministerio”, celebró la madre del niño, aunque expresó sus dudas sobre las indicaciones del ministerio de no suspender las clases en caso de presencia de roedores, a diferencia de lo que sucede en situaciones como cortes de suministro de luz o agua. Ella y otros padres decidieron no enviar a sus hijos a la escuela esta semana hasta que se resolviera el problema, pero reconocieron que “hay familias que no tienen la opción de no llevar a los niños al jardín”.

Desde el Ministerio de Educación de la Ciudad informaron a este periódico que “se llevó a cabo una limpieza exhaustiva en ambas instituciones y en sus alrededores”, y que se implementó el proceso de desratización adecuado. Además, destacaron que “el personal de mantenimiento volvió a la escuela para profundizar en las tareas”.

Según el ministerio, se solicitó a los equipos directivos que “intensifiquen la limpieza y el orden, que no dejen basura en los contenedores al finalizar la jornada escolar y que los alimentos sean almacenados en recipientes herméticos”. “Es crucial que la escuela respete y haga cumplir las normas de higiene”, enfatizaron.

“Estamos satisfechos con la respuesta, pero nos sorprende que no haya un protocolo establecido por escrito y que exista tanta ambigüedad por parte del ministerio con respecto a los casos de presencia de ratas en las escuelas, cuando este problema es bastante concreto y común. Esto es algo que debemos tener en cuenta, ya que no es aceptable que no nos puedan guiar sobre los pasos a seguir”, concluyó Sabater.

Etiquetas del artículo
,
Más de Nuestra Redacción TB
Fabricaban ropa falsa de primeras marcas en el centro porteño
Después de un año de investigación la Policía de la Ciudad desbarató...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *