Preocupación vecinal en Belgrano por el destino del predio que ocupo en los 90 el boliche Junior

Asociaciones vecinales aseguran que el predio, que está a nombre de una petrolera, en realidad nunca dejó de pertenecer al Estado nacional

“En septiembre del año pasado empezamos a alarmarnos porque cerraron la estación de servicio de Figueroa Alcorta y Echeverría, pero hace dos meses cercaron toda la manzana y empezaron a construir una nueva estación en un espacio mucho mayor del que ocupaba la anterior. Entonces nos enteramos de que, además de la nueva YPF, van a construir tres torres y ocupar la plaza entera. Nos juntamos y dijimos ‘no puede ser, si esto es terreno público’”, recordó Ana Luisa Paulesu, vecina y expresidenta de la Asociación Civil Vecinos de Belgrano. A principios de marzo, cuatro agrupaciones vecinales de ese barrio porteño se unieron para reclamar contra una obra en ejecución en la manzana delimitada por Figueroa Alcorta, Echeverría, Castañeda y Juramento. Los vecinos afirman que el terreno, en el cual hay una estación de servicio YPF en remodelación y donde funciona el Centro José Estenssoro, pertenece al Estado nacional, por lo que la obra sería ilegal. Además, sostienen que el sector de tierra donde funciona el centro fue vendido para construir un proyecto inmobiliario de lujo. Según rememoran los vecinos, la manzana entera fue una plaza pública hasta 1995. “Ese año tomaron un cuarto de manzana y construyeron la primera YPF. Ocupaba menos espacio, pero ya estaba irregular. Un buen día apareció una casita rodeada de alambre y dijeron que era la fundación Estenssoro, pero el predio seguía abierto. Ahora cercaron absolutamente toda la plaza y dicen que en la parte sobre Figueroa Alcorta va a estar nueva estación y, en la de atrás, van a hacer torres. Nos preguntamos: ¿Desde cuándo se transformó en un predio privado? ¿YPF se lo vendió a quien consideró? ¿A quién se lo vendieron y con qué titularidad? Por escritura no existe una cesión a YPF. Es decir, se robaron una manzana y la privatizaron”, relató Paulesu. El 27 de abril, la Asociación Civil Vecinos de Belgrano presentó un escrito ante el Registro de Propiedad Inmueble y otro ante la Sindicatura General de la Nación (Sigen) en el que explicaron que la manzana perteneció a un privado, Emma María Antonietto de Stanfield, hasta 1938, momento en el que el predio fue vendido a Yacimientos Petrolíferos Fiscales, por entonces patrimonio del Estado nacional. “A partir de allí, el predio no salió nunca más del Estado. No hay decreto o ley que haya derogado esa escritura. El certificado de dominio que tiene YPF SA tiene tachaduras e irregularidades”, comentó Paulesu. Silvia Marín, representante de la Asociación Vecinal de Fomento Barrio Parque General Belgrano y Nuevo Belgrano, que acompaña el reclamo, explicó: “Estamos reclamando que lo que es plaza siga siendo plaza. Como vecinos y ciudadanos exigimos que no se negocie ese espacio verde y público. Yo nací en el barrio y conocí esa manzana como plaza. Hoy, con maniobras fraudulentas quieren entregar un bien nacional y público. Es momento de que ante la denuncia que presentamos, los organismos y funcionarios sean responsables y procedan en defensa de esta tierra nacional que se pretende privatizar ilegalmente”. El actual presidente de la Asociación Civil Vecinos de Belgrano, Enrique Banfi, explicó que hay cuatro asociaciones vecinales involucradas en el reclamo –a las dos mencionadas se suman la Asociación Civil Vecinos del Bajo Belgrano y la Asociación Civil Patrimonio de Belgrano– que en general impulsan temas por separado, pero cuando una cuestión es tan importante como esta lo hacen en conjunto. De acuerdo con la presentación los vecinos solicitan a la directora del Registro de la Propiedad Inmueble, Soledad Mariella Barboza, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que “tenga a bien considerar errores en la inscripción del Certificado de Dominio del inmueble sito en Echeverría 659 (CABA), que fue expedido por el Registro de la Propiedad Inmueble a nombre de YPF SA. La titularidad de YPF SA sería errónea, toda vez que analizado el histórico de los títulos desde 1938 hasta la fecha se concluye que el citado inmueble nunca habría dejado de pertenecer al patrimonio del Estado nacional”. Y piden que “se investigue con máxima urgencia a los fines de evitar que todo ello pueda derivar en un fraude contra el Estado”. Los vecinos también se quejan por la gran cantidad de árboles que estarían talando para avanzar con la obra. “Por la ley de arbolado solo se pueden sacar árboles en obras públicas y esto es una obra privada sobre un espacio público”, detalló Banfi. Desde el gobierno de la ciudad de Buenos Aires aseguraron que el predio no figura dentro de la nómina de terrenos propios y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) confirmó que toda la manzana pertenece a YPF SA. Por su parte, fuentes de la petrolera dijeron: “El predio donde estaba el Centro Estenssoro ya no es propiedad de YPF. Hoy el único proyecto que tiene YPF en construcción en la zona es la renovación de la estación de servicio que ya estaba en el lugar. La compañía está llevando adelante un proyecto de modernización de sus estaciones en el marco del Plan de Estaciones del Futuro, y en el marco del centenario de YPF va a inaugurar esa nueva estación en el lugar”. De acuerdo con la información recolectada por los vecinos, la constructora que habría comprado la mitad del terreno a YPF sería Grupo Upgrade. Sobre la avenida Figueroa Alcorta, se exhibe un código QR para visualizar los datos de la obra. Allí se indica que la misma está habilitada desde el 1° de noviembre de 2021 como una obra nueva con domicilio en Echeverría 609 y puertas registradas en Echeverría 659 –domicilio del Centro Estenssoro– y Figueroa Alcorta 6608. La superficie a construir informada es de 2159 metros cuadrados y el propietario es YPF SA. Hasta el momento, el Registro de la Propiedad Inmueble no respondió la presentación de los vecinos, pero la Sigen contestó que “la información contenida en la denuncia recibida, debidamente evaluada, puede resultar de utilidad a los fines de controlar las acciones del Estado y sus políticas”. Para los vecinos, la respuesta representa una buena señal y aseguraron que la Sigen girará el expediente al organismo interno para que audite el caso.

 

Más de Miguel Ángel Cataudella
Hacia un trasporte publico integralmente eléctrico en la ciudad de Buenos Aires
En la primera fase, se contempla electrificar hasta 300 buses al 2025,...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *