Plaza barrancas de Belgrano

Historias de la comuna 13

Las Barrancas de Belgrano, que hoy conforman la Plaza del mismo nombre, son los bordes de la antigua terraza fluvial que hasta principios del siglo XIX delimitaba los bañados del Río de la Plata cuando se hallaba en crecida, y ocupan lo que fue la quinta de Valentín Alsina. La construcción de su casaquinta en Belgrano es contemporánea de la fundación del pueblo, en 1856. Ubicada sobre las barrancas, perdura como uno de los pocos testimonios de arquitectura italianizante del período 1850 / 1880, pese a posteriores intervenciones y se encuentra ubicada en la calle 11 de septiembre de 1888.

En 1862 se tendieron las vías del Ferrocarril del Norte (hoy Ferrocarril Bartolomé Mitre) sobre la traza del antiguo “Camino del Bajo” (desde la calle La Pampa) y se inauguró la estación Valentín Alsina (hoy Belgano C). El terraplén ferroviario comenzó entonces a obrar como contención de las aguas. Parte del Camino del Bajo coincidía con la traza del “Camino de las Cañitas”, por el que actualmente corre la Avenida Luis María Campos y el tramo del Camino del Bajo entre la Av. Santa Fe y la calle José Hernández era también conocido como el “Camino de las Cañitas”.

En 1871 los vecinos del pueblo de Belgrano compraron las manzanas que antes habían sido el parque de la quinta de Alsina a la Municipalidad, para convertirlos en paseo público. La parquizacion de las barrancas fue diseñada en 1892  por el arquitecto y paisajista francés Charles Thays, la cual hoy se mantiene con algunas modificaciones.

En la parte baja, más allá de las vías ferroviarias y al este de las Barrancas, se fue constituyendo el barrio del Bajo Belgrano (también a fines del siglo XIX), en terrenos ganados al río mediante relleno.

Las Barrancas conforman un tradicional, antiguo y bello paseo del barrio, compuesto por tres manzanas delimitadas por las calles La PampaAntonio José de Sucre, Esteban Echeverría y la Avenida Juramento de sur a norte, y por la calle 11 de Septiembre de 1888 que empalma con la calle Zavalía y la avenida Virrey Vértiz, yendo de oeste a este. Poseen una rica historia, como la del barrio mismo: contaba con una antiquísima capilla franciscana del siglo XVIII (de cuando el barrio era un partido perteneciente a la provincia de Buenos Aires) en la esquina de las calles La Pampa y 11 de Septiembre, cerca de donde se encuentra un edificio perteneciente al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Una placa conmemorativa demarca el lugar en donde estuvo ubicada la capilla.

El 14 de octubre de 2016, se concluyó con las tareas de mantenimiento de las tres plazas incorporando rampas, reemplazando árboles secos y nuevos pisos y para su reinauguración se invitó a los vecinos a asistir al concierto que ofreció la Banda Sinfónica de la Ciudad en la Glorieta de la barranca.

Escrito por
Más de Gary Baldi
Entre 3 y 6 de cada 100 mil niños sufren accidentes cerebro vasculares
La prevalencia del ACV en niños y niñas es mayor a la...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *