HISTORIAS DE LA COMUNA 13

En 1580 Juan de Garay estableció los límites urbanos de la Ciudad de Buenos Aires: al este la barranca del Río de la Plata (Av. Paseo Colón – Av. Alem), al oeste las actuales calles Salta y Libertad, al sur la actual Avenida Independencia y al norte la calle Viamonte. Garay también repartió las tierras más allá del ejido tanto al norte como al sur del nuevo centro urbano. Hacia el sur el reparto abarcó desde el Riachuelo hasta la zona de Ensenada y Magdalena, mientras que, hacia el norte, la distribución comenzó desde la actual Plaza San Martín (Retiro) hasta lo que es hoy el Partido de San Fernando. Entre cada chacra (de una legua de largo) debía correr un camino, así como también por su frente y fondo. Hacia el norte, el camino del fondo lo constituían las actuales avenidas Constituyentes y Fondo de la Legua, mientras que el camino del frente, denominado «Camino de Santa Fe» o «Camino del Bajo» lo conformaban sucesivamente las actuales avenidas LibertadorLas HerasSanta FeLuis María Campos y allí empalmando con la actual traza del Ferrocarril Mitre en su ramal a Tigre, siempre discurriendo al pie de la barranca, hasta llegar a San Isidro e incluso más allá ya casi como sendero a San Fernando. Sin embargo, como el «Camino del Bajo» no era muy bueno y el del «Fondo de la Legua» estaba muy lejos de la costa, los Carreteros y jinetes hicieron un atajo conocido con diversos nombres: «Camino del Tejar», «Camino de las Lomas» o «Camino del Medio». Dicho camino ocupaba las actuales avenidas Santa Fe, Cabildo, La Pampa, Balbín y Bartolomé Mitre. Posteriormente, el Virreinato decide trazar el «Camino del Norte» o «Nuevo Camino del Alto», como una continuación de la calle Santa Fe hacia San Fernando conformando lo que actualmente son las Avenidas Santa Fe, Cabildo, Maipú, Santa Fe, Centenario y presidente Perón. Sin embargo, tardará muchos años en generarse este nuevo camino ya que, para mediados del Siglo XIX, la actual avenida Cabildo se perdía unos cientos de metros más allá de la calle La Pampa. Mientras tanto, incluso antes de la fundación del pueblo de Belgrano (1855) funcionó en la esquina de Cabildo y La Pampa una pulpería llamada «La Blanqueada» (por sus paredes blancas) que surgió junto a un caserío que se formó en la zona. Su ubicación era estratégica ya que antiguamente las carretas partían, temprano a la mañana, desde Plaza Lorea (actual Plaza del Congreso) tanto hacia el oeste como hacia el norte. Al mediodía estas carretas solían detener su viaje para que tanto los bueyes como sus troperos pudiesen descansar. Hacia el oeste, las carretas llegaban al mediodía a la Plaza Pueyrredón, en Flores, en tanto que, las que iban hacia el norte hacían lo mismo en la pulpería La Blanqueada, por hallarse ambas a nueve kilómetros de la Plaza Lorea. La Blanqueada sobrevivió allí hasta 1919. En 1855, debido al crecimiento que experimentaba la población se decide fundar un nuevo pueblo a mitad de camino entre Buenos Aires y San Isidro, en una zona denominada La Calera. Este pueblo será el de Belgrano, que al delinearse hace que Avenida del Tejar (luego Av. Ricardo Balbín) quede aislada, comenzando a tomar relevancia la Avenida Cabildo, conocida por aquel entonces como la Avenida 25 de Mayo y que actualmente es fundamental en nuestra Comuna 13, ya que la cruza en casi toda su extensión (Belgrano y Núñez), por debajo corre gran parte de la línea D del subterráneo y por encima el nuevo Metrobús

Más de Miguel Ángel Cataudella
Volvieron las calesitas a las plazas y parques de la Ciudad
Con un protocolo especial para la actividad
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *