La crisis habitacional en la Argentina en niveles críticos

Argentina dejo hace mucho tiempo de ser Europa para mostrar la peor cara de Latinoamerica

De acuerdo al Censo 2022, la cantidad de vivienda propia disminuyó más de siete puntos porcentuales respecto del Censo anterior, estimándose en 65,5% para todo el país. Lo más grave es que a nivel urbano, las estimaciones del INDEC muestran que los hogares con vivienda propia en Argentina pasó de 67,3% en el segundo semestre de 2016 a 60,9% en igual semestre de 2022. Consecuentemente, ha aumentado la cantidad de hogares que alquilan y los ocupantes quienes se acercan a 10% del total de los hogares urbanos relevados por INDEC.

  • “La cifra está en baja desde 67,3% de 2016. Y se achica cada vez más. El registro más bajo ocurrió durante el segundo semestre del 2020, y después recupera, pero vuelve a caer hasta 60, 9% en el segundo semestre de 2022, lo que es prácticamente igual que el mínimo de la serie ubicado en el segundo semestre de 2020, en plena pandemia”.
  • “Estos datos muestran un problema estructural de las dificultades crecientes para tener casa propia. Puede verse con claridad cómo fue aumentando la cantidad de hogares que alquilan, que pasó de 17,7 a 20,7. El crecimiento podría parecer pequeño, pero cuando ese número se traduce a toda la población de Argentina la cifra es preocupante”.
  • “También creció la cantidad a los que el INDEC llama ‘ocupantes’. No es que todos sean ocupantes ilegales, pero son personas que están ocupando una casa que no es suya. Los valores más altos se registraron durante la pandemia, y después pareció que empezaban a achicarse. Sin embargo, en el segundo semestre de 2022 están casi en los valores de la pandemia, es decir, cerca de 10% de los hogares. Si bien no es el registro más bajo, es prácticamente similar el porcentaje al peor momento que fue el segundo semestre del 2020, en plena pandemia”.

 

Fuente: Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral

 

Escrito por
Más de Gary Baldi
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *