Verano sin subtes y baja “frecuencia” de colectivos en nuestra Comuna 13

Un verano sin servicios para un invierno "mejor"
Con estas limitaciones a partir de enero la línea D permanecerá cerrada por obras durante dos meses

Con el propósito de finalizar las labores de actualización del sistema de señalización y el reemplazo de las máquinas de cambio, se informa que la Línea D del metro estará fuera de servicio desde el lunes 8 de enero hasta el domingo 17 de marzo, según lo comunicado por la entidad Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE).

De acuerdo con los datos proporcionados por SBASE, las fechas de clausura fueron elegidas considerando que “en enero y febrero se registra una reducción del 40% en la cantidad de pasajeros usuales”. Desde el miércoles 3 hasta el domingo 7 de enero, el servicio de la línea que enlaza las estaciones de Catedral con Congreso de Tucumán comenzará a las 7:00 horas y finalizará poco antes de las 21:30 horas, con el propósito de realizar las labores preliminares requeridas.

La Línea D es la segunda que más pasajeros transporta, está experimentando un proceso de modernización. En la actualidad, la totalidad de su flota está equipada con sistemas de aire acondicionado, y se está concluyendo la mejora de su potencia, así como la sustitución del actual sistema de señales del tipo Automatic Train Protection (ATP) por el sistema de Communications-Based Train Control (CBTC).

El sistema CBTC, ya operativo en las líneas C y H, representa una tecnología de vanguardia adoptada por los sistemas de metro más modernos a nivel mundial. Su funcionamiento se basa en la comunicación entre los trenes, lo que permite un acercamiento máximo de manera segura, reduciendo al mínimo el espacio entre cada tren. Además, posibilita la determinación precisa de la ubicación, controla la velocidad de circulación y, en caso de excederse, tiene la capacidad de detener la marcha.

Por otra parte, según la explicación brindada por la empresa, el cierre también resulta imprescindible para llevar a cabo la sustitución de las 31 máquinas de cambio, las cuales no son compatibles con el nuevo sistema; verificar que todas las rutas posibles cumplan con los estándares de seguridad e identificar posibles fallos; y completar las nuevas instalaciones a bordo de los trenes.

Asimismo, durante el periodo de cierre, en el contexto del Plan Integral de Renovación de Estaciones, se aprovechará para concluir las labores de renovación en la estación de Facultad de Medicina, las cuales únicamente pueden llevarse a cabo con la estación cerrada.

Más de Nuestra Redacción TB
El enorme desarrollo del Bajo Belgrano
Los barrios porteños experimentan una variedad de cambios debido a diferentes factores....
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *