LA JUSTICIA CERCA DE LOS VECINOS

El Ministerio Público Fiscal de la ciudad, es el organismo del Poder Judicial que persigue e investiga a los autores de los delitos y contravenciones en defensa del interés general de la sociedad. Ahora se puede denunciar un delito o una contravención por teléfono, por internet o en el barrio. También se ofrece orientación para realizar cualquier tipo de trámites. Se busca así ayudar a las víctimas y testigos.
Buenos Aires como toda gran ciudad tiene altos niveles de conflictividad, un conglomerado de mucha gente en poco espacio, con intereses, necesidades y posibilidades distintas. Estas diferencias provocan diariamente todo tipo de conflictos entre los vecinos: desde los más simples (como algunas discusiones) hasta los más complejos (como delitos o contravenciones). Desde el Ministerio Público Fiscal porteño se desarrolló una batería de propuestas con el objetivo de acercar la Justicia a la comunidad, eliminando las barreras que muchas veces separan a las personas de las instituciones. En este contexto, a partir de enero de 2010, comenzó a funcionar la Unidad Fiscal Norte en el 3er. piso del edificio ubicado en Núñez, Av. Cabildo 3067, sede de la sucursal del Banco Ciudad, del CGP13, del Registro civil y otras dependencias del gobierno porteño.

La nueva organización del cuerpo de Fiscales de la Ciudad entiende a la Justicia como un servicio público que contempla Unidades de Orientación y Denuncia repartidas por los barrios de la Ciudad –donde se reciben denuncias y se asesora a la gente sobre sus derechos–.
Las víctimas y los testigos que denuncian un delito o una contravención a través de este servicio, son acompañados durante todo el proceso por un equipo interdisciplinario de abogados, psicólogos y trabajadores sociales, que los asesoran y contienen.
Otra de las acciones que apuntan a acercar la Justicia a la gente son las reuniones que realizan periódicamente representantes del Ministerio con vecinos de distintos barrios. En ellas, se habla acerca de cuáles son los derechos de los habitantes de la Ciudad y se brinda información sobre cómo se los puede hacer valer.
“Y como a ser ciudadano se aprende, actualmente se implementó en escuelas secundarias porteñas el programa “Los Fiscales a la escuela”, que apunta a incluir algunos conceptos acerca de la Justicia –y sobre todo del sistema judicial de la Ciudad de Buenos Aires– en la materia de Instrucción Cívica, trabajando en conjunto con los profesores y gestionando la visita de un Fiscal y/o Secretario a los establecimientos educativos. En 2010 se capacitaron en los talleres casi 900 estudiantes y docentes”, indicaron fuentes del Ministerio Fiscal porteño.
Cabe destacar que con este sistema, la denuncia es recibida en forma inmediata a través del teléfono celular que poseen los fiscales. Esto permite que de acuerdo a las características del hecho denunciado, se pueda tomar una medida en forma urgente.
En cuanto a la competencia de estas Unidades Fiscales, a raíz que nacieron como Fuero Contravencional, estos temas son los que más ocupan la atención de los funcionarios judiciales. Ruidos molestos, hostigamiento, conducir vehículos con exceso de alcohol en sangre, contravenciones que se dan en espectáculos masivos, los comúnmente denominados “trapitos” y la prostitución en la vía pública, son algunos ejemplos de las faltas más comunes.
Con respecto a los delitos, merced a convenios de transferencia firmados con la Nación, comenzaron a asumir competencia en casos como amenazas, violencia familiar, daño, lesiones en riña, incumplimiento de los deberes de asistencia familiar, abandono de personas, exhibiciones obscenas, entre otros.

Mediación penal y contravencional

La Justicia de la Ciudad también ofrece un mecanismo alternativo para resolver los conflictos. Es voluntario, rápido, gratuito, y aporta soluciones de fondo.
Cuando una persona es víctima de un delito o una contravención y decide denunciarlo, busca poner un freno a un hecho que la perjudica. Si se prueba lo que denuncia, el sistema penal y contravencional sancionará a la persona que infringió la ley con una multa o una pena privativa de la libertad, según la gravedad del caso.
Para resolver los conflictos en los que las partes no pueden encontrar una solución por sí solas, existe la mediación. Se trata de una herramienta voluntaria y gratuita que ofrece el sistema judicial en la que un mediador imparcial se reúne con los interesados para ayudarlos a que resuelvan su problema. Si lo hacen, se arriba a un acuerdo que es de cumplimiento obligatorio. Si no, se sigue adelante con la investigación judicial.
Para facilitar el acceso a la Justicia de los vecinos, el Ministerio Público Fiscal desarrolló múltiples alternativas para que puedan denunciar delitos y contravenciones, o recibir asesoramiento acerca de sus derechos y de la forma de hacerlos respetar. Se puede optar por cualquiera de esas vías.

¿Cómo se puede denunciar?

Personalmente: En las Unidades de Orientación y Denuncia (UOD), días hábiles de 9 a 20. Es necesario llevar DNI u otro documento que acredite la identidad, y, si es posible, toda la documentación o pruebas sobre el hecho que se desea denunciar.

UOD Núñez-Belgrano, Av. Cabildo 3067, 3er, piso, Tel.: 5297-8103.

UOD Saavedra, Ramallo 4389, P.B., Tel.: 4545-2012.

Se pueden dejar además denuncias por escrito. Todas las denuncias las reciben funcionarios del Ministerio Público Fiscal. Una vez recibidas, se transmiten inmediatamente vía correo electrónico al Fiscal que le corresponda intervenir.
En las Unidades no sólo se reciben denuncias: también se brinda información acerca de los derechos de los vecinos y de cómo hacerlos valer, de la posibilidad de mediar los conflictos, y de cuáles son los trámites necesarios para obtener una sentencia.
Allí se puede contar además con la colaboración de un equipo interdisciplinario de la Oficina de Asistencia a la Víctima y al Testigo, que lleva adelante un trabajo de contención, acompañamiento y asesoramiento de víctimas, testigos o personas en condiciones de vulnerabilidad.
Por teléfono: Llamando al 0800-33-347225 (FISCAL) las 24 horas, los 365 días del año, desde cualquier teléfono y de forma gratuita. Para hacer la denuncia quien llama debe informar su nombre y apellido, DNI, teléfono, dirección y estado civil. Si prefiere realizar una denuncia anónima, el Ministerio Público Fiscal tomará nota de la presunta existencia del ilícito, intentará verificar si el hecho denunciado existe y, si corresponde, iniciará la investigación.
El horario ininterrumpido de atención de esta línea sirve para dar intervención inmediata al personal policial al momento en que se producen los hechos en caso de corresponder. Si el hecho ya ocurrió, la denuncia se recibe y se envía por correo electrónico al Fiscal que corresponda.
Por Internet: Entrando al sitio del Ministerio Público Fiscal, www.fiscaliageneral.gov.ar, o enviando un mail a denuncias@jusbaires.gov.ar, las 24 horas, los 365 días del año.
Para que se investigue la denuncia es importante hacer un relato lo más detallado posible del hecho, indicando los datos de la persona denunciada y de quienes hayan sido testigos del delito o contravención.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *