La Ciudad y las pistolas Taser

Presentó un Amparo por Mora con el objetivo de destrabar la importación

En mayo del año pasado, la ANMAC dio el visto bueno a la adquisición de 60 dispositivos modelo X2 para la Policía de la Ciudad. Como respuesta, el Gobierno Nacional despidió a Ramiro Urristi, el funcionario que había autorizado la compra, y a partir de ese momento quedó trabada la importación.

En ese entonces, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño reclamó ante ANMAC ser parte interesada del trámite para que haya una resolución favorable que, al día de hoy, nunca llegó.
“El problema del Gobierno Nacional es ideológico: llegaron a comparar las Taser con las picanas de la dictadura”, advirtió el ministro Marcelo D´Alessandro, y manifestó que “en el siglo XXI, y en casi todos los países del mundo, se utilizan estas pistolas de baja letalidad”.
En ese sentido, subrayó que el gobierno kirchnerista “atenta contra todo lo que sea más seguridad para la Ciudad de Buenos Aires”. “Demonizaron el uso de estas armas y trabaron una herramienta fundamental para la seguridad de los 3 millones de porteños y las casi 4 millones de personas que diariamente ingresan a la Ciudad”, aseguró.
Las pistolas Taser generan una descarga eléctrica que inmoviliza al potencial agresor, por lo que son ideales para actuar en espacios reducidos con abundancia de público. Cuando son disparadas, unos dardos guiados por un cable envían 400 volts durante cinco segundos.
“El objetivo es dotar a la Policía de la Ciudad de un armamento que le permita a sus efectivos protegerse y cuidar a los transeúntes y a los actores pasivos del hecho sin poner en riesgo la vida del atacante”, afirmó el funcionario.
En septiembre de 2020, un inspector de la Policía Federal Argentina (PFA) fue asesinado de cuatro puñaladas en el barrio de Palermo por un hombre que vivía en situación de calle, en un hecho en el que los efectivos podrían haber reducido al atacante con este dispositivo.
Otro ejemplo tuvo lugar en julio de 2021, cuando el músico Santiago “Chano” Charpentier fue baleado en el abdomen por un policía bonaerense al que presuntamente intentó apuñalar con un cuchillo en medio de un brote psicótico durante el cual también habría agredido a su madre.
La omisión de dar respuesta a este reclamo interfiere de forma flagrante en el diseño de las políticas públicas del Ministerio de Justicia y Seguridad, en su carácter de autoridad de aplicación.
Las armas Taser son utilizadas en más de 107 países, incluidos Estados Unidos, Alemania, Italia, España, Australia, Brasil, Canadá, Colombia, Corea del Sur, Francia, Nueva Zelanda, el Reino Unido y Singapur.

Las armas, además, graban toda la secuencia de uso -en imágenes y en audio-, por lo que pueden verificarse posteriormente las condiciones de tiro, cosa que no ocurre con las armas de fuego reglamentarias. 

Más de Miguel Ángel Cataudella
Estaciones de subte con nuevo nombre
La Legislatura porteña aprobó en primera lectura el cambio
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *