Guardaparques porteños y los espacios verdes de la Ciudad

Recorren las plazas y parques porteños e intentan que todo se mantenga en armonía y convivencia. Que los perros ocupen el canil, que las hamacas estén aceitadas o que ninguna rama de árbol esté a punto de caer luego de una tormenta. Los viejos guardianes de plaza de la década del 80 que atemorizaban a los niños y hasta secuestraban alguna pelota de fútbol, se convirtieron en los actuales 595 guardaparques porteños. Este 27 de febrero celebran su día en la Ciudad.

En sus funciones como servidores públicos y guardianes del espacio verde, permanecen en comunicación permanente con el Sistema Integral de Seguridad y trabajan en red con el resto de las fuerzas de seguridad para que estos concurridos espacios sean ámbitos seguros, amigables y accesibles para los ciudadanos.

La Subsecretaría de Gestión Comunal quien coordina junto a las quince comunas el funcionamiento de este servicio, elaboró un Manual de Guardaparques que determina responsabilidades, objetivos y funciones específicas para el adecuado desempeño de los cuidadores en el espacio público.

• Promover y concientizar sobre las reglas del buen uso y cuidado del espacio verde.

• Observar, evaluar, documentar y reportar el estado del espacio verde que se encuentre bajo su supervisión.

• Ordenar el cese inmediato de actividades prohibidas y/o solicitar el auxilio de la fuerza pública en el caso de comprobarse una contravención, delito o toda vez que ello resulte necesario.

• Facilitar el acceso y disfrute de los vecinos con movilidad reducida en el espacio verde.

• Velar por la buena convivencia entre los vecinos.

• Ser el nexo entre el Gobierno de la Ciudad y los vecinos en el espacio verde.

• Colaborar de manera activa con la red de agentes en calle.

• Actuar como anfitrión para orientar al vecino durante su estadía en el espacio verde.

• Comunicar las acciones de Gobierno desarrolladas en los espacios verdes de la Ciudad.

• Comprobar el estado de instalaciones, infraestructura, elementos funcionales y mobiliario dentro de la plaza.

• Examinar que no haya elementos que atenten a la integridad física del vecino, como rejas y/o luminarias en mal estado, cables expuestos o ramas en peligro de caída (priorizando las que se encuentren cerca de los patios de juegos).

• Verificar la limpieza del espacio verde: la higiene en los patios de juegos, el aseo en los caniles, el vaciado de cestos de residuos y la concentración elevada de hojas y/o basura en el suelo.

• Recorrer de manera activa el espacio verde durante la jornada laboral.

Los agentes están equipados con botiquín de primeros auxilios y disponen de un silbato, herramienta que funciona como mecanismo de alerta ante emergencias, situaciones de riesgo, faltas y contravenciones. Es un instrumento que disuade de conductas o acciones erradas pero que solo puede ser utilizado cuando la distancia física entre el vecino y el agente es superior a 20 metros y siempre que no se pueda sustituir por la voz humana.

Más de Nuestra Redacción TB
Como serán los festejos del 25 de mayo en el vecino barrio de Saavedra
Desde las 14hs habrá actividades para todo el público entre visitas guiadas...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *