Denuncian que el gobierno porteño redujo en un 43% los fondos destinados al mejoramiento del sistema de drenaje pluvial

Un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) resalta también recortes en el área de suministro de agua potable y alcantarillado

Hace unas semanas el AMBA experimentó uno de los peores episodios de inundaciones, con cuatro días consecutivos de lluvias intensas que afectaron varios municipios bonaerenses y toda la Ciudad de Buenos Aires. Las calles se vieron sumergidas, las escuelas se inundaron y hubo desprendimientos de techos, además de autopistas inundadas. Aunque los expertos destacaron la rareza de estos días de tormenta y la cantidad extraordinaria de precipitaciones en un corto período, también señalaron la falta de obras de drenaje pluvial en la Ciudad de Buenos Aires, lo que exacerbó la situación.

Tres informes ponen de manifiesto la escasez de infraestructura pluvial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y los recortes realizados en los últimos años, lo que complicó aún más la evacuación del agua. Según un análisis presupuestario, la administración porteña redujo en $38 mil millones los fondos destinados a obras pluviales en tan solo ocho años.

Tanto en la Provincia como en la Ciudad, se llevaron a cabo operativos para desaguar las calles inundadas. En la Provincia, los municipios más afectados fueron Morón, Lanús, Avellaneda y La Matanza. Según datos oficiales, la Ciudad realizó trabajos de prevención en todos los barrios, con más de 2000 personas desplegadas en las calles para limpiar la basura acumulada, ramas caídas y otros objetos que obstruían el drenaje del agua. Sin embargo, no fue suficiente.

Un estudio realizado por el Centro de Economía y Política Argentina (CEPA) reveló que los recortes realizados por la gestión liderada por Macri en los últimos años son una de las principales causas de la falta de infraestructura y obras pluviales. En solo cuatro años, el PRO redujo en $100 mil millones los fondos destinados al Espacio Público, lo que se considera el ajuste más drástico realizado en CABA durante un solo mandato, superando incluso los recortes en Educación y Salud realizados en ocho años.

La gestión oficial también realizó otro recorte significativo en los últimos años, esta vez en el Plan de Obras Estructurales en Puentes de la Ciudad, que está bajo la supervisión del ente de Mantenimiento Urbano Integral. Este plan se encarga de realizar obras en puentes y también en pasos bajo nivel que sufren inundaciones durante cada lluvia. Se registra una pérdida de inversión acumulada de 2800 millones de pesos en este programa. Mientras tanto, la inversión total en obras pluviales entre 2016 y 2022 asciende a casi 116.000 millones de pesos, mientras que para las veredas, el mismo ministerio invirtió 128.000 millones de pesos.

En los últimos años, la Auditoría General de la Ciudad ha señalado diversas irregularidades en licitaciones públicas destinadas a obras en el sistema de drenaje pluvial de Buenos Aires. Con las obras detenidas durante un largo periodo, la auditoría encontró que “no hay constancia de que la Dirección General del Sistema Pluvial haya requerido a la contratista la presentación de los resultados del muestreo de suelos almacenados”. Los retrasos en las obras que debían completarse según lo programado han afectado el progreso de otras mejoras pluviales planificadas, las cuales aún no se han llevado a cabo.

Etiquetas del artículo
,
Más de Nuestra Redacción TB
Las Taser debutan en las calles porteñas el 17 de julio
Unos 250 operadores Taser de la Policía de la Ciudad de Buenos...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *