Excelente noticia para la Comuna 13

Jose Hernandez es una de las cinco estaciones de la linea D dentro de la Comuna 13 - Foto: MAC

Desde hoy vuelve a funcionar la línea D de Subte desde la cabecera Congreso de Tucumán

Se informo ayer desde el ejecutivo que la línea D de Subte volverá a estar operativa hoy jueves, antes de lo inicialmente planificado, luego de llevar a cabo labores de modernización. La estación Facultad de Medicina permanecerá cerrada hasta, al menos, la segunda mitad de marzo.

Se han agilizado los procesos de modernización y con eso logrando anticipar la reapertura de la LÍNEA D, la cual ahora cumplirá con estándares de seguridad mejorados y una frecuencia de servicio mejorada. Circulará con normalidad en todo su trayecto, con la excepción de que las formaciones no se detendrán en la estación Facultad de Medicina, la cual continuará en proceso de obra y cerrada hasta el 21 de marzo.

La línea D, que une las estaciones Congreso de Tucumán y Catedral y en la que viajan unos 200.000 pasajeros por día. ya se encontraba en pleno proceso de modernización con gran parte de su flota con aire acondicionado, la repotenciación en su etapa final de instalación y un nuevo sistema de señales.

La interrupción del servicio fue necesaria para poder avanzar con el reemplazo de las 31 máquinas de cambio que no podrían operar con el nuevo sistema de señales que pasó del Automatic Train Protection (ATP) al más moderno y seguro Communications-Based Train Control (CBTC), que ya funciona en las líneas C y H.

Javier Ibañez, nuevo presidente de Subterráneos de Buenos Aires S.E (SBASE) comunico que las labores también abarcaron la “verificación de la conformidad de todas las rutas disponibles con los estándares de seguridad, así como la identificación de posibles fallos. Además, se completó la instalación del nuevo sistema a bordo de los trenes”.

El CBTC, un sistema de vanguardia cuya tecnología es implementada en los sistemas de metro más avanzados globalmente, opera a través de la comunicación entre las formaciones, posibilitando un acercamiento máximo de manera segura con el objetivo de minimizar al máximo los intervalos. En otras palabras, permite incrementar las frecuencias de los servicios. Esta herramienta precisa con exactitud la ubicación de los trenes y regula la velocidad máxima permitida. En caso de excederse, tiene la capacidad de detener la marcha de las formaciones para garantizar la seguridad del sistema.

El objetivo fue mejorar la tecnología con un gran desafío: el de aumentar la frecuencia para pasar de un promedio de cinco minutos a un promedio de tres minutos y medio.

Etiquetas del artículo
,
Más de Miguel Ángel Cataudella
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *