Colegiales: nuevo proyecto de ley presentado por los vecinos para limitar el Código Urbanístico

Colegiales se sumó oficialmente a la lista de barrios con proyectos de ley para modificar el Codigo Urbanistico (CUR) de la Ciudad de Buenos Aires. Los vecinos y vecinas de ese barrio presentaron en la Legislatura porteña una iniciativa propia para limitar las alturas y capacidades constructivas en la zona como ya lo hicieron en Nuñez, Palermo,Villa Ortuzar, Villa del Parque o Chacarita entre otros barrios de la Ciudad. Según el relevamiento realizado por las agrupaciones vecinales, en Colegiales hay más de 60 lotes en venta o con obras en marcha.

El proyecto ya fue ingresado de forma oficial en la Legislatura por los vecinos y vecinas nucleados en la organización Colegiales Participa y Decide, y busca limitar la normativa en dos sectores del barrio: un polígono delimitado por las avenidas Cramer, Federico Lacroze, Álvarez Thomas y Elcano, y otro comprendido por el polígono conocido como “Estación Colegiales“, que incluye el playón ferroviario que rodea a la estación del Ferrocarril Mitre. Según explican los vecinos y vecinas en los fundamentos del proyecto, el CUR aprobado en 2018 “aumentó los índices de constructibilidad entre un 303 y un 422 por ciento” dentro del barrio.

La iniciativa propone desafectar de las catalogaciones actuales a las diversas zonas comprendidas dentro de los polígonos en cuestión para afectarlas a nuevos parámetros con restricciones de construcción concretas con planos límites de 13,5 metros de altura. También prevé recuperar el coeficiente del Factor de Ocupación Total (FOT), eliminado por el CUR de 2018, que permitía calcular la capacidad constructiva de un terreno en función de su superficie.

Desde Colegiales Participa y Decide explican también que el CUR eliminó los pulmones de manzana en las esquinas del barrio y redujo a la mitad los del centro de manzana, “provocando que el terreno absorbente desaparezca“. “Permite incluso la construcción de subsuelos por debajo de él, aumentando el volumen de agua que se descarga a la calle y facilitando las inundaciones”, agregan. Los vecinos y vecinas realizaron un relevamiento en el que encontraron que al mes de mayo en el barrio había 47 obras nuevas en marcha y 18 lotes en venta.

“Con la llegada del nuevo CUR la fisonomía de nuestro barrio está cambiando, notándose un acelerado aumento de los metros cuadrados edificables permitidos en los lotes de Colegiales, especialmente en las zonas de casas bajas”, escribieron en los fundamentos del proyecto y añadieron que “a esto hay que sumarle la irrupción de un Conjunto Urbano de 80 mil metros cuadrados que se está levantando en el Playón de Maniobras de la Estación Colegiales, catalogado como U66 y que acentúa los problemas generados por el Código Urbanístico”.

La organización vecinal se refiere en este punto a los edificios que ya se están levantando en los lotes del playón vendidos durante el Gobierno de la anterior gestión, terrenos en los que los vecinos y vecinas reclamaban que se construyera un parque público. Alrededor de esos edificios el GCBA inauguró en las últimas semanas la primera parte del parque que sí realizará en los terrenos que no tendrán edificios. Al día de hoy, en tanto, todavía hay cuatro lotes en disputa judicial y las agrupaciones vecinales piden que se recuperen para anexar al parque.

El proyecto también incluye un apartado dedicado a la participación vecinal en la toma de decisiones sobre el barrio. El Artículo N°22 estipula que se deberá “requerir al Consejo Consultivo de la Comuna 13 un informe en relación a toda petición que se impulse o solicite con referencia a la ampliación de estas normas” dentro de los polígonos que comprende el proyecto. Esto incluye desde permisos de obras o demoliciones hasta solicitudes de habilitaciones y obras en el espacio público.

Colegiales se suma así a la lista de barrios que ya presentaron proyectos en la Legislatura para modificar la normativa del nuevo CUR. Hasta el momento hubo sólo dos casos exitosos, ya que el año pasado los y las legisladoras aprobaron leyes que retrotrajeron los parámetros constructivos a lo establecido en el viejo Código de Planeamiento Urbano en las zonas de Lomas de Nuñez y parte del Bajo Belgrano. Barrios como Villa Ortúzar, Villa del Parque, Palermo o Chacarita también presentaron proyectos similares, pero aún no tuvieron el aval del oficialismo para avanzar en el recinto. En los últimos meses, en Boedo, Almagro y Balvanera también empezaron a organizarse para rechazar el impacto del CUR.

En paralelo a esto las organizaciones conformaron la Interbarrial Buenos Aires que en su documento de lanzamiento requirió la modificación integral del CUR para toda la Ciudad, mecanismo que está previsto en la normativa. En ese documento, las organizaciones se declararon en “emergencia urbanística ambiental” por la “proliferación desenfrenada” de las construcciones. Desde Colegiales Participa y Decide, en tanto, presentaron también una nota a la Secretaría de Desarrollo Urbano porteña para pedir “la suspensión de la aplicación del CUR” en los polígonos incluidos en el proyecto de ley. Allí señalaron que la situación requiere “medidas extraordinarias y urgentes” por “la velocidad del crecimiento registrado en los últimos tres años”.

Escrito por
Más de Gary Baldi
Bajo Belgrano y su nueva tendencia cafetera
Desde un local que combina café y helado hasta una tienda de...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *