Instalaron en Belgrano el primer árbol liquido de Argentina

Primer árbol líquido en la estación de servicio que se encuentra en la avenida Figueroa Alcorta y Juramento
La empresa YPF se sumó a esta iniciativa al instalar este tipo de “árbol líquido” en la estación de servicio que se encuentra en la avenida Figueroa Alcorta y Juramento

En las últimas semanas, se volvió viral en las redes un nuevo integrante de la Ciudad de Buenos Aires. Ubicado en el barrio de Belgrano, llegó el primer árbol liquido que tiene como objetivo purificar el aire, quitando la contaminación de los autos y fábricas en las grandes concentraciones urbanas.

El proyecto original, denominado Liquid 3, fue diseñado por la Universidad de Belgrado, en Serbia, y está basado en un concepto de sustentabilidad alternativa para entornos urbanos que actualmente poseen un espacio limitado por las enormes construcciones que poseen, pero a su vez, es parte de una gran fuente de contaminación.

Estos fotobiorreactores urbanos utilizan la capacidad de microalgas para eliminar el CO2 y producir oxígeno y biomasa. Según afirmaron los expertos, son entre 10 y 50 veces mas eficientes que un árbol. Cada unidad de árbol líquido “equivale aproximadamente a 20 árboles forestales jóvenes en su capacidad de purificar el aire”, se afirmó desde el dispositivo denominado Y-Algae, producido en conjunto con la empresa Y-TEC e Inbiotec-Conicet.

Parte del módulo se renueva periódicamente y las microalgas utilizadas en él, luego de un tiempo de vida útil, sirven para fertilizar la tierra. Esta solución biotecnológica reemplaza a un árbol o 200 metros cuadrados de césped, según especificaron sus creadores serbios.

En las redes sociales, hubo ciudadanos sorprendidos por esta nueva tecnología como también fuertes críticas de sectores de ambientalismo a esta iniciativa que aparece bajo la premisa de que en las ciudades no pueden plantarse más árboles. Se afirma que para la construcción de este dispositivo, que es un fotobiorreactor, se requieren materiales como vidrio, acero, paneles solares y baterías que son todos materiales no renovables.

Además, para su funcionamiento requiere de energía, una bomba para inyectar en el agua aire con alto contenido de CO2 y un mantenimiento periódico con tareas para renovar algas muertas y los medios de cultivo (nutrientes) y limpiar los biorreactores.

Más de Nuestra Redacción TB
Una nueva edición de ReserBA Abierta en Costanera Sur
ReserBA Abierta es un evento que tiene como objetivo promover la importancia...
Leer más
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *